En este post vamos a hacer un repaso a los errores que cometen muchas agencias de viajes y que les impide tener un buen posicionamiento en los resultados de búsqueda de Google. Algunos son errores técnicos muchas veces achacable al informático o programador que ha implementado tu página web pero otros muchos son fallos que puedes solucionar fácilmente con los consejos que te vamos a dar a continuación.

1.      No tener una página web navegable

El primer error es buscar un “informático amigo” que te haga una página web y que no tenga los suficientes conocimientos para realizar un sitio web en donde los futuros clientes puedan navegar con facilidad. Si un futuro cliente entra a tu web y no sabe dónde dirigirse es que se ha hecho una chapuza. No te fíes del primero que te diga que sabe hacer webs. Hay mucho intrusismo en la profesión y lo más normal es que te cobre un buen dinero simplemente por instalarte una plantilla de diversas plataformas.

2.      No tener una página web que indexe

Siguiendo con el hilo del punto anterior, tu sitio web tiene que poder ser indexado por Google. Existen ciertos aspectos técnicos que un propietario de una agencia de viajes no tiene por qué conocer pero sí tiene que elegir una empresa fiable que le asegure que Google podrá indexar todas las páginas que se creen.

3.      No poner el título de la página

Una vez ya tengas tu sitio web configurado es tu turno. Antes que nada queremos decirte que tú tienes un sitio web y dicho sitio web está conformado por todas y  cada una de las páginas web que crees. Es decir, si tú tienes 20 categorías principales en tu web y 200 productos, tendrás creadas 220 páginas web. A ello hay que añadir la página de inicio, la página de quienes somos, la del carrito de compra….

Y todas y cada una de ellas ha de tener su título. Y este título ha de contener las palabras clave del sector en el que te estás moviendo. De nada sirve intentar vender un crucero por el Nilo si no incluyes las palabras en el título.

Cada plataforma tienen su método para colocar el título. Así que si vas a encargar que te hagan una página web no olvides preguntarle a quién te la haya hecho que te diga dónde se colocan los títulos. El título es lo primero que va a leer Google de tu página web así que fíjate lo importante que es. Por cierto un título jamás debería sobrepasar los 70 caracteres y tener menos de 10.

4.      No poner el encabezado H1

Y ¿qué es lo segundo que lee Google? Pues el encabezado H1. Este encabezado que bien lo puedes identificar porque pone H1 o Párrafo 1 también ha de tener las palabras clave de tu sector. Por ejemplo:

  • Título de la página: Comprar crucero por el Río Nilo
  • H1: El viaje en barco más espectacular

Esto teniendo en cuenta que las palabras clave de tu sector sean “crucero por el Río Nilo” y “viaje en barco”

También te aconsejamos que después del H1 coloques una estructura de encabezados, es decir, un H2, un H3 utilizando también palabras clave. Vamos con un ejemplo:

  • Título de la página: Comprar crucero por el Río Nilo
  • H1: El viaje en barco más espectacular
  • H2: El precio de un crucero por el Nilo
  • H3: Un crucero por el Nilo con todas las comodidades

Así crearás una estructura coherente en la descripción de tu producto.

5.      No poner metadescripciones

Otro elemento que tiene importancia es la metadescripción. En los resultados de búsqueda de Google es el pequeño párrafo que aparece debajo del título. Es un slogan con el que tienes que convencer a tu futuro cliente que clique para entrar en tu página web. Tiene más importancia de la que nos pensamos. ¿Qué ocurre si no la escribes? Pues que Google lo hará por ti. Lo que ocurre es que cogerá cualquier párrafo de tu página y puede que no te guste el resultado. La metadescripción debe ocupar entre 150 y 160 caracteres.

¿Cómo puedes averiguar si tu página web está bien optimizada? Te aconsejamos que instales en la barra de tu navegador la extensión de Seo Quake. Cuando abras una determinada página web podrás ver la siguiente información:

seoquake

Esta herramienta te da mucha información. Cuando cliques en “Diagnóstico” te dirá si tienes bien el título, la metadescripción y los encabezados. También es interesante que cliques en “densidad” que te indica el porcentaje que has introducido de palabras clave. Dicha intensidad debería ser de entre el 2% y el 3%.

6.      Generar contenido duplicado

Uno de los grandes errores de muchas páginas web es coger el producto de un proveedor y copiarlo tal cual. Craso error. Eso es contenido duplicado y lo que hace Google es penalizar a los que copian. Lo hace porque no quiere que en su buscador haya miles y miles de páginas con el mismo contenido porque si las hay se resiente la satisfacción del usuario. Es un enorme esfuerzo pero tendrías que, al menos, reescribir todo el contenido. Y si aportar algo más, mucho mejor.

7.      No etiquetar las imágenes

Las imágenes también posicionan. Pero es un error común no etiquetarla y subirlas a la página web con cualquier signo o símbolo raro. Cada vez que guardes una foto en tu ordenador, ponle un nombre y que este nombre vaya separado por guiones. Continuando con el mismo ejemplo deberías poner en la foto del crucero por el Nilo las palabras: “comprar-crucero-por-el-rio-Nilo”.

8.      No crear contenido útil

El contenido es lo que más en cuenta tiene Google. Si creas contenido que sea útil para tu cliente éste lo va a agradecer, pero también Google. Por crear contenido nos estamos refiriendo a poner los títulos, los encabezados y las metadescripciones, pero también generar textos en todas y cada una de las páginas web que tengas. Como mínimo cada página de producto debería tener 400 palabras y deberías añadirle fotos y si es posible vídeos. Por cierto si escribes más de 400 palabras, mucho mejor. Cuanto más “pese” tu texto mejor, siempre y cuando no caigas en repeticiones.

9.      No utilizar las redes sociales

Si tienes una agencia de viajes y todavía no utilizas las redes sociales estás cometiendo un grave error porque son un escaparate magnífico. En las redes sociales puedes encontrar a tu público objetivo y además tienes la posibilidad de conversar con él e incluso convencerle de que tú eras la mejor opción, siempre y cuando utilices correctamente las redes sociales. Son más importantes de lo que te crees y si no te sientes capaz de llevarlas lo mejor es que contrates un community manager. Te valdrá la pena.

10. No buscar enlaces

El último error es no generar enlaces. Los enlaces quizá sean la segunda cuestión más importante para Google después de la creación de contenidos. Además, para generar enlaces una buena fórmula es también generar contenido de calidad.

Los enlaces externos son aquellos que se colocan en otros sitios web y que apuntan hacia la tuya. Es como una recomendación. Es como que alguien diga: “me ha interesado mucho lo que dices y por eso te recomiendo” y esa “recomendación” Google la considera y te hace subir posiciones. Hay muchas técnicas para generar enlaces, y no todas “legales”. Procura que los enlaces que te coloquen sean de páginas afines a tu sector y no dudes en pedirlos si hace falta.

Si no cometes estos errores en la página web de tu agencia de viajes, seguro que acabarás escalando posiciones hasta la primera página de Google. No te vamos a engañar. Es un trabajo a medio y largo plazo y que ha de ser constante, pero seguro que lo consigues.

Por cierto, si estás buscando una plataforma para poder vender tus productos turísticos por Internet Dispongo Cloud es una de las más indicadas porque está orientada claramente al posicionamiento y también es especialista en las integraciones XML para que puedas vender tus propios productos o de otros proveedores.

¿Cometes algunos de estos errores de posicionamiento? ¿Tienes algún consejo que añadir? Dínoslo en los comentarios.

Y si te ha gustado este post, ¡¡compártelo!!

Recibe las últimas novedades

Descarga nuestras guías

Hemos preparado las mejores guías de
turismo online para que aumentes tus ventas
Ver guías gratuitas